Saltar al contenido

Así fue nuestro Taller Virtual de Arteterapia «El encuentro con los logros: creando un 2023 más consciente»

  • por

¡Hola! En este artículo leerás los aspectos técnicos, el proceso general, mi testimonio y el de mi compañera y colega Sara Matos, con quien diseñé y facilité este taller. Además, verás fotos de las producciones de las participantes, que fueron usadas en este artículo con su consentimiento. ¡Espero que lo disfrutes!

Para comenzar, te comento brevemente aspectos técnicos:

  1. El objetivo general de nuestro taller fue hacer un repaso del año transcurrido y dar la bienvenida al próximo año. Los objetivos específicos fueron: revisar la experiencia acumulada y aprendizajes adquiridos durante el año; adquirir una perspectiva más consciente sobre los recursos personales; crear una perspectiva, para el próximo año, que involucre estos recursos, aprendizajes y experiencias; usar la arteterapia como recurso para construir la experiencia personal durante el taller. Principalmente usaremos los siguientes recursos expresivos: collage, pintura, modelado, bordado, escritura.
  2. Tuvimos cuatro encuentros por Zoom de dos horas cada uno. Todas las actividades fueron realizadas en vivo y con el acompañamiento de las facilitadoras. Al final de cada sesión, tuvimos un tiempo para compartir reflexiones sobre el proceso creativo de las participantes y acerca de lo que iban descubriendo con cada obra que realizaban.
  3. También creamos con un grupo de WhatsApp cerrado donde las participantes podían compartir sus obras y sus experiencias. El objetivo de este grupo es ofrecer un espacio de contención y compartir reflexiones durante la semana, previo a cada encuentro.
Valeria Razzi y Sara Matos en una reunión post-encuentro.

Las facilitadoras tuvimos varias reuniones que tenían distintos objetivos: conversar el contenido emergente en cada encuentro para planificar el próximo, de modo que hubiese una continuidad en el proceso. También nos reuníamos para conversar acerca de los recursos artísticos propuestos, sobre sus alcances y limitaciones, de modo que pudiésemos escoger para cada sesión el que guardara mayor relación con todo el material simbólico que se estaba manifestando.

En nuestra primera sesión trabajamos con collage. El collage ofrece la oportunidad de deconstruir imágenes para construir nuevas, promoviendo los nuevos significados, las nuevas perspectivas y la integración de experiencias que amplíen el conocimiento. Nos dice Marxen (2011): «imágenes preexistentes reducen el miedo de tener que ofrecer imágenes estéticamente correctas». Por esta particularidad y ventaja, es una técnica que se utiliza con mucha frecuencia al inicio de procesos arteterapéuticos.

El collage consta de varios pasos que requieren tiempo suficiente para llevarse a cabo: revisar las revistas, periódicos, libros, etc., escoger y recortar las imágenes y finalmente darles un orden sobre el soporte. Un orden muy personal. Ese encuentro con el soporte en blanco es también importante: ayuda a dimensionar el espacio y nos permite reflexionar sobre nuestra relación con ese espacio en blanco. En nuestras sesiones, este fue un tema que cobró especial importancia. Se habló sobre ese espacio en blanco como «el vacío» y el impacto que causaba el enfrentarse con él.

Para las participantes fue muy valioso hacer este collage porque les permitió crear un registro de los logros que habían alcanzado durante el año, verlos plasmados y luego compartir en un espacio seguro sus reflexiones al respecto. También nos percatamos de que tenían una vida emocional muy rica, eran capaces de expresar abiertamente cómo se sentían y esto nos ayudó a planificar el segundo encuentro.

Para nuestra segunda sesión, decidimos hacer un trabajo con pinturas. Tomamos en cuenta la emocionalidad que se empezaba a manifestar y también algunos aspectos que se comentaron en la sesión anterior en relación al control y la flexibilidad. Dalley, citado en López (2011) plantea que la pintura ofrece una expresión afectiva más fluida. También nos dice que la pintura de dedos, por ejemplo, es un material con un grado de control medio. Propusimos un trabajo con las manos directamente, intermediarios. Esto les invitaba a sentir el material más de cerca. Esta actividad fue muy movilizadora, generó reflexiones muy profundas y emociones encontradas.

También se les invitó a moverse dentro del espacio en que se encontraba y ocupar distintos lugares para el trabajo. En procesos arteterapéuticos el cuerpo es importantísimo porque es el que se lleva las primeras impresiones y sensaciones de todo el trabajo que se realiza. Hacer arte (a cualquier nivel: terapéutico, académico o recreativo), involucra al cuerpo. La cuestión es de qué manera cada persona involucra su cuerpo y qué información recibe de esto.

La incomodidad y la adaptabilidad fueron ampliamente exploradas en esta sesión. El contacto directo con la pintura les llevó a pensar en muchos aspectos, uno de ellos el útero y la menstruación. Nosotras pensamos en la vida. También se habló sobre la dificultad para terminar una obra por la incomodidad que generaba la forma en que se estaba haciendo y con esto, se hizo una invitación a dejar reposar la producción y luego volver a ella de la manera en que se quiera para seguir construyendo a pesar de la incomodidad. Esta sesión fue muy reveladora para las participantes y para las facilitadoras.

Dejar reposar una obra es importante cuando lo que nos devuelve en el momento, nos abruma. Tomar distancia es lo que nos permite reflexionar y generar nuevas perspectivas. Luego, volvemos a ella para absorber lo que nos muestra y seguir creando a partir de ahí.

Y así, llegamos a nuestro tercer encuentro donde tuvimos un espacio inicial de acompañamiento para conversar acerca de todo lo que se había estado movilizando internamente desde que se inició el taller. Para esta sesión, propusimos un trabajo con modelado, usando plastilinas. La plastilina, nos explica Marxen (2011) es un material con un grado de control muy bajo. No tiene forma y quien la usa debe dársela, también es un material que se explora de forma directa con las manos, sin intermediarios. Se pueden utilizar algunos utensilios, que también sugerimos traer a la sesión de forma opcional, pero definitivamente tiene que tocarse directamente. Además, es un recurso que se usa para trabajos en tercera dimensión y que genera la percepción de que el producto final es bastante real, que tiene cuerpo.

Nuestra propuesta fue dar cuerpo a esos logros que se habían empezado a comentar desde encuentros anteriores. ¿Por qué lo digo así? Porque las participantes también estaban logrando cosas en este taller y lo más importante es que estaban siendo conscientes de esta realidad.

En esta sesión también trabajamos con resonancias. Una resonancia es uno de esos conceptos que se entienden mucho mejor en la práctica, pero en palabras llanas, una resonancia es una respuesta que se da a la obra de una persona. En un grupo, luego de que se terminan las producciones, se invita a los participantes a crear resonancias para cada uno y generalmente se hace con una expresión artística. Para esto se debe escuchar con mucha atención y entonces luego crear algo para esa persona. ¿Qué resuena en mí cuando escucho lo que mi compañero dice de su obra? ¿Qué parte de mí toca? ¿En qué me hace pensar? Ese es el espacio conjunto. Las resonancias están muy presentes en arteterapia con enfoque relacional. Vienen a establecer diálogos, a mostrar los espacios compartidos y a dotar de significado ciertas emociones y sensaciones a través de la metáfora.

Entonces, si al escuchar a mi compañero pienso en un ave que vuela alto, puedo dibujarle esa ave y regalársela. Las resonancias no buscan la interpretación que conduce al consejo. Buscan crear conexiones y espacios conjuntos. En esta ocasión, pedimos a las participantes que hicieran una resonancia (y para ello usamos el concepto de «regalo») para cada una:

Culminamos con la cuarta sesión, donde trabajamos con bordado. Nos sostenemos en la metáfora de «bordar la memoria». Grabar todo lo aprendido durante este año y decidir qué se quiere tejiendo a partir de aquí. Fue una sesión muy significativa donde tomaron una nueva perspectiva sobre sus logros, lo que querían seguir tejiendo a partir de ahora, con todo lo que habían reconocido de sí mismas durante este año y en este taller.

Una de las participantes, decidió partir del uso de acuarelas para crear su obra y luego, incluyó los hilos que había traído para bordar. Fue muy valioso para todas la reflexión que esto nos dejó: la posibilidad de integrar lo que está dado por el entorno, en este caso la consigna que se comunicó en un inicio sobre la creación de dos bordados; y lo propio, que se decide poner en escena para transitar eso que da el entorno. Es la aceptación de la realidad y la toma de decisión frente a ella; la adaptabilidad a los procesos sin abandonar nuestra esencia.

Las facilitadoras creamos resonancias, a través de textos poéticos, para cada una de las participantes, tomando en consideración lo que veníamos percibiendo, acompañando y sintiendo en contacto con ellas durante todo el taller. Así finalizamos nuestro Taller Virtual de Arteterapia: «El encuentro con los logros: creando un 2023 más consciente»

Testimonios de Valeria Razzi y Sara Matos

Acompañar procesos personales desde la arteterapia es uno de los espacios que más disfruto en mi labor profesional. En este taller fue muy grato observar cómo las participantes no solo reconocían y daban lugar a todo lo que habían logrado hasta el momento, sino que también dieron apertura a los nuevos logros que alcanzaron durante estos cuatro encuentros. En las reflexiones de las participantes yo también me encontré y esto me permitió pensar acerca de mi experiencia personal para continuar tejiendo(me).

Valeria Razzi. Facilitadora del Taller Virtual de Arteterapia: «El encuentro con los logros: creando un 2023 más consciente», noviembre y diciembre 2022.

El trabajo con la arteterapia significa un trabajo de compromiso ante la escucha. En esta escucha nos posicionamos como testigos y acompañantes de la experiencia de las participantes en su encuentro con los logros. Este trabajo significó un viaje entre diversos lenguajes artísticos que nos sirvieron de herramientas para dar forma y reconocimiento al propio viaje personal atravesado en el 2022. El arte como medio de expresión, permite un acercamiento y exploración hacia las profundidades de la experiencia, por eso mismo, también fue un viaje para asomar una mirada en la construcción del 2023.

Sara Matos. Facilitadora del Taller Virtual de Arteterapia: «El encuentro con los logros: creando un 2023 más consciente», noviembre y diciembre 2022.

Conócenos

¡Hola, mi nombre es Valeria Razzi! Soy psicóloga, psicoterapeuta y arteterapeuta.

Acompaño a personas en procesos de psicoterapia y arteterapia en modalidad virtual. Tengo una Maestría en Arteterapia y Terapias Psicoexpresivas, una maestría en Psicología Infantil y Juvenil, una Especialidad en Psicoterapia Breve Dinámica y actualmente me encuentro cursando una formación en Danzaterapia Danza de La Vida®.

Te ofrezco un acompañamiento cálido, respetuoso y genuino. Me enfoco en hacer de nuestro encuentro un espacio seguro para la expresión emocional auténtica

¡Hola! Mi nombre es Sara Matos y soy psicóloga-artista. Mi camino de comprensión de la experiencia humana, me ha llevado a interesarme y formarme en Psicología infantil-juvenil y Atención Temprana, además de haber comenzado mis estudios en Arteterapia como una manera de llevar mis pasiones creativas a un espacio terapéutico desde el hacer creador y el juego.

Me apasiona el valor creativo como recurso para explorar procesos personales. Actualmente me dedico a acompañar a personas adultas a explorar sus propias necesidades a través de la psicoterapia en línea.

Si te gustaría conocer acerca de nuestras experiencias con otros talleres arteterapéuticos, te invito a leer las reseñas sobre ProyectARTE y sobre nuestro Taller de Escritura Terapéutica enfocado en el Autoconocimiento. Estaremos trabajando en nuevas propuestas y te invito a quedarte atento para conocerlas.

Autora: Valeria Razzi
Especialidad en Psicoterapia Breve Dinámica
Máster en Arteterapia y Terapias Psicoexpresivas
Máster en Psicología Infantil y Juvenil
Licenciada en Psicología – Mención Clínica
FPV: 12091

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *