¿Qué es el sexting?

El sexting es la práctica de compartir mensajes instantáneos de índole sexual. Puede incluir el envío de fotos (mejor conocidas como nudes) o conversaciones. Con el aumento del uso de los smartphone entre los adolescentes, esta práctica también se ha incrementado. En este artículo vamos a conocer por qué ocurre el sexting entre adolescentes, cómo los padres pueden conversar con ellos sobre el tema y posibles consecuencias. ¡Allá vamos!

Sexting entre adolescentes.

¿Por qué es cada vez más frecuente el sexting entre adolescentes? Podemos encontrar una primera razón en el desarrollo sexual propio de la edad. En los adolescentes se despierta un deseo muy grande de querer compartir su sexualidad con otros, se interesan por el «erotismo socializado». Diferente al niño, que vive un período de autoexploración y autoestimulación, el adolescente vive un deseo de sexualidad compartida.

Enviar «nudes» es parte del sexting. La palabra nude significa literalmente «desnudo». Sabemos que esta práctica tiene muchos años, solo que desde hace un tiempo se ha popularizado con este nombre y es frecuente escuchar frases como «send nudes» para solicitar el envío de fotos desnudos o con poca ropa.

Otras posibles razones son del sexting:

  • Poca educación sexual. Esto significa que tampoco se conversa sobre los riegos del sexting con ellos, asumiendo que no lo van a hacer. Nunca supongamos, hablemos. No se habla de sexualidad con los adolescentes porque hay una creencia muy arraigada de que de esta manera los estaríamos alentando a mantener relaciones sexuales y a ser promiscuos. Al contrario, ellos necesitan estar dotados de estas informaciones para conocer a cuáles consecuencias podrían enfrentarse.
  • Y así llegamos a la tercera razón: las conductas de riesgo y la influencia de los pares. A la hora de tomar decisiones, el adolescente se encuentra con una disyuntiva: por una parte está lo que los adultos le han recomendado y por otra, su deseo tan grande de autonomía. Esto, muchas veces, da origen a la toma de riesgos. Conozcamos más sobre el tema:

La toma de riesgos parece resultar de la interacción de dos redes cerebrales: 1) una red socioemocional que es sensible a estímulos sociales y emocionales, como la influencia de los pares y 2) una red de control cognoscitivo que regula las respuestas a los estímulos. La red socioemocional incrementa su actividad en la pubertad, mientras que la red del control cognoscitivo madura de manera más gradual hacia la adultez temprana . Esos hallazgos pueden ayudar a explicar la tendencia de los adolescentes a mostrar arrebatos emocionales y conductas de riesgo y por qué la toma de riesgos suele ocurrir en grupos (Steinberg, 2007).

Papalia & Feldman (2012): Desarrollo Humano.

El sexting entre adolescente es una conducta de riesgo porque no se sabe hasta donde puede llegar ese material. El control de impulsos es una capacidad cognitiva que madura hasta bien entrados los 20 años, antes de ese tiempo las decisiones que se toman tienen un fuerte componente emocional. Con esta información sabemos que también hay una actividad cerebral que influye.

  • Una última razón que no quiero dejar escapar: el uso de smartphones sin ningún tipo de educación previa al respecto. Si los padres deciden entregarles un teléfono inteligente a sus hijos adolescentes es importante una conversación sobre sus usos, por supuesto escuchando también sus opiniones. Una charla en calma, pero necesaria.

Consecuencias del sexting entre adolescentes

El riesgo más grande es que las conversaciones y el envío de nudes (fotos desnudos) no se quede entre dos, sino que se empiece a difundir a más personas, corriendo el riesgo de quedar expuestos. El tema del consentimiento en la adolescencia es muy inestable porque también existe ese deseo de compartir con los pares las experiencias vividas.

¿Cómo los padres pueden hablar con sus hijos sobre el sexting?

¿Hay que hablarlo? ¡Claro que sí! Es importantísimo hablar del tema. Para esto, te recomiendo lo siguiente:

  • Lo primero a saber es que la educación sexual inicia en la infancia. Hay tanto terror alrededor de este tema, pero veamos, la sexualidad es parte de todos los seres humanos y no solo hace referencia al acto sexual, sino a las características físicas de hombres y mujeres, la orientación sexual, la menstruación y eyaculación, los cambios de la pubertad. Todo esto es parte de la educación sexual y hablar de sexting también lo es. Un adolescente ya está más que preparado a nivel de desarrollo para comprender lo que es esta práctica.
  • Crear un ambiente de confianza y respeto a la hora de hablar del tema. Es buena idea preguntarle si ha escuchado algo al respecto y luego comentarle lo que tú conoces. Procura que sea una conversación en calma, quizás pueda sentir un poco de vergüenza al principio, pero si le respetas y le das oportunidad de procesar la información y el momento, seguro que los resultados serán mejores. Toda conversación es más fluida cuando hay respeto y calma.
  • Evitar a toda costa usar descalificativos o palabras despectivas hacia quienes practican sexting porque si tu hijo lo ha hecho, se sentirá totalmente negado a contártelo. Los prejuicios afuera, en ese momento es necesario abandonar la moralidad, enfocarse en abordar el tema con información real y ofrecer un espacio seguro, libre de juicios de valor. Procura no hacer de la charla un interrogatorio.
  • Expresarles que es sabido que pueden querer compartir su sexualidad con otras personas porque también a nosotros nos pasó. Y este deseo no es «malo», pero sí tenemos que pensar con cuáles consecuencias estamos dispuestos a lidiar y con cuáles no.
  • Si se decide entregarles un smartphone, es importante establecer reglas muy claras sobre su uso y habrá que tener presente que si ocurre algo que pone en riesgo la integridad e intimidad del adolescente, los padres tienen que tener acceso a la información del teléfono para tomar cartas en el asunto. A la hora de regalar un celular a un adolescente, es importante hablar abiertamente del sexting y no se trata de abordar el tema desde el regaño, OJO CON ESTO, porque eso solo genera que las cosas se hagan a escondidas. Realmente se trata de dotarlos de información y para esto es necesario crear un vínculo de confianza desde que son muy pequeños. Si ese no ha sido tu caso, estás a tiempo. Aprovecha establecer un vínculo sólido con tu hijo adolescente para que hablar abiertamente sea parte de su relación.

¿Qué te ha parecido este artículo? Déjame saber en los comentarios.

Autora: Valeria Razzi
Psicóloga
FPV 12091

4 comentarios en «Sexting entre adolescentes.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *